Hay noches que superan el concepto de Perfecto, al menos para mí así lo fue el Viernes 16 diciembre 2016, en el Sin Rumbo.

La noche se inició con una pareja que se las trae... Ella es una Amiga entrañable, una de esas personas que uno sabe que están no solo en las alegrías, sino también en las tristezas... una Amiga de fierro, una Milonguera y Bailarina Increíble, que no tiene límites, que sueña y sigue apostando a más... por eso para mí fue un Orgullo Enorme compartir la pista del Sin Rumbo (ni hablemos que una de las mujeres que me gusta observar cuando bailan milonga es ella, así que en parte culpa de que yo misma baile milonga son sus piernas infernales que a más de uno le sacan un suspiro)... Él tiene un empuje fascinante, puede llegar a lo que quiera y esta propuesto a hacerlo... juntos son explosivos y sin dudas a futuro serán aún más de lo que muchos esperan. 

 
 

Gricel le dedicó un poema hermoso a Gabriel y a todos los milongueros presentes, un poema que nos llenó a todos de emoción.

 

 

Entre sonrisas y amigos transcurrió la noche, con los duendes dando vueltas... una de esas noches hermosas que uno siempre recordará... celebrando el 40º aniversario del natalicio de Gabriel Di Prinzio salimos a la pista con el corazón y sin tener la menor idea de que ibamos a bailar. Unos minutos antes le pedí a Alejandra Gutty que seleccionara un Tango para nosotros, no le especifiqué nada y le tiré a responsabilidad, así que con sus dos colaboradores (Olga Besio y Nicolás Di Rago) bailamos Amarras de D´Arienzo y para la milonga la responsabilidad fue de nuestro Maestro Eduardro Pareja "Parejita"... una tranquilita y empezó a sonar Estampa de Varón de D´Arienzo.

 

Gracias a cada uno de los que compartió esa noche, de una u otra forma con nosotros... a Silvana Anfossi & Juan David Bedoya Marin, porque se lucieron en la pista, porque apuestan a más y lo van a lograr; Anfossi a vos es por partida doble porque lograste el milagro de peinarme hermosa jajaja (ya saben que mi corte de pelo es un tanto irregular jajaja); a Roxana Vincelli porque me siento una Dakini con sus vestidos (Dakini: bailarina de los cielos) y eso me fascina (el ego se me disparó jajaja); a la Mamá y Madrina de Gabriel por compartir la noche; a Eduardo Pareja y Rosita que siempre nos arengan, a Vito Pereiro Russo (mi ahijado) por convencer a sus Padres (Diana & Oscar) de que tomaran la posta con la cámara jajaja y nos provocan a más; al Sin Rumbo por convocarnos y darnos el espacio para celebrar la Amistad y la vida misma... a cada uno de los Milongueros que se nos acercaron para decirnos que les gustó nuestro Tango y nuestra Milonga, el cariño es inexplicable.

Gracias Totales a cada uno de ustedes por estar, de una u otra forma están y como siempre sigo agradeciendo con mayor fuerza a los que hace años atrás nos dijeron a Gabriel y a mí que no teníamos que bailar tanto juntos, que eso no nos iba a ayudar a crecer y que era contraproducente... Gracias porque no les hicimos caso, gracias porque hace 8 años bailo con Gabriel, que es mi mejor amigo, que es con quien ya me casaron 25 veces y nos divorciamos 50 jajaja (entiendan somos amigos, compañeros de baile, de viajes, pero nada más)... Gracias de verdad porque cada vez que lo recuerdo sigo pensando que lo que mejor me hizo crecer en el Tango como milonguera ufe y es Gabriel, porque a él lo puedo pelear y sabe que se me pasa, porque él se puede empacar y sé que se le pasa... porque juntos aprendimos que hay que reirse de los errores al bailar y si es posible reír a carcajadas.