Dani Van Rod

Amar Hasta Reventar

..."Hoy es una de esas noches en la que hay tanto por escribir, atorándose en mis dedos, pujando por salir, que no se por dónde empezar…. se apelotonan las ideas y como me dijo mi amigo Marcelo, para inspirarse me estaría faltando el vino...En realidad el vino me estaría faltando para la continuidad, porque me quedo atrapada en esos fragmentos de lo vivido, de lo que tan rápido transcurrió en una tanda o dos... de ese deseo irrefrenable , sosegado por el decoro, por lo que debe ser. Llegar tan lejos en experiencias y tropezar casi sin querer con vos, que me miras con esos ojos de lo que no corresponde y aun así se me entrecorta la respiración, y lo disimulo porque una dama no debe ser tan evidente, y por qué me mirás así, a sabiendas, que querés?. Las pasiones me pueden, y después?....después me muerdo para no hablar pero se me van los ojos y las intenciones buscándote allá entre la gente, allá ente lo oscuro, allá donde esta mis ganas de charlarte y tenerte un poco más cerca. Daniela! (es la voz de mi conciencia)..., Daniela me caigo y no me levanto!!!...Esos temas grises de mi vida, esos temas que indefectiblemente me hacen viajar, que colman mi espíritu de amores conflictuados, inconclusos... amores de tango, amores terribles que arañan el corazón y lamen los ojos con mil lagrimas saladas. Amores de sabanas destendidas y tu sudor envolviendo mi cuerpo-tu cuerpo... esa masa amorfa tibia deseada, esa calidez inapropiada de encuentros furtivos, esas aventuras de verano, esos besos a la sombra con agujeritos de la persiana mal cerrada. Sabes cómo te recuerdo? mío... porque eso fuiste... esos videos en los que viajábamos por la ruta y vos cantabas con el corazón a boca de jarro y me mirabas y te reías, y silbabas y yo...yo contenta, llena, satisfecha. Yo con un nudo ahora en la garganta y con tus ojos mirándome desde el recuerdo,gritándome ese mote que yo te puse a vos y vos me lo repetías todo el tiempo....Vení dame un beso,... pucha como sos!!. Es tan vos, es tan lejos y tanta pasión que quedo ahí enredada bajo un arbusto al costado de la ruta donde ahora ambos tenemos un mojón...un mojónaquí, otro mojón mas allá fuimos poblando toda la pampa ondulada, la cuenca mar y sierras, la cuenca sancor, los paisajes costeros, las sierras de los indios comechingones...el rio que bajaba cristalino...como recuerdo el agua? agarrada a tu cuerpo jugando con tu piel suave blanda...amar hasta reventar dijo el poeta...es así como hay que vivir y yo devoro la vida como estos bizcochitos de grasa tan adorablemente palatables, tan perversamente ricos,...tan obscenamente pecadores....como todo lo malo. Deseo más y pienso en el tiempo que perdí haciendo cosas que no tenía ganas de hacer, tanta vida dedicada a otros y yo me quede acá, mirando para todos los costados sin saber para donde disparar y evoco a ese otro quien me dijera una noche que cuesta, cuesta mucho y a veces miras la billetera y tenés 4 pesos hasta vaya saber cuándo...pero estás firme como un soldado, porque sabes que en realidad eso es lo que te hace feliz, lo que llena tu corazón: lo que elegiste...Así que acá estoy evocándotetambién a vos, a quientambién amo a mi manera y que sé que también me amas a tu manera y que te reís y me mostrás canciones inéditas de tango y nos bailamos unos, y nos fumamos otros,tomando un champúy te hago escuchar otras y después, después felicidad y Viruta cansados, picaros, perdidos en la clandestinidad de una tanda a los ojos de todos. Con vos es así...Y pasa el tiempo, pasa la vida y se me juntan los recuerdos buenos, porque los malos con el tiempo tienden a morir y volar como hojas yertas que el otoño reclama y quedan solo los buenos momentos, esas caricias de sol sobre la piel después de la lluvia, esa calidez que te amansa los pelitos erizados del brazo.… Y me pierdo a veces en evocaciones del pasado, porque todo lo bueno casi siempre es pasado, o casi siempre el pasado es mejor que el presente,….al menos asi dicen los viejos. Y sueño y evoco,… Uno no sabe para quién sueña cuando sueña, o por qué lo hace. Por qué nos inspiramos o por qué nos inspira algo. Yo esta mañana me desperté pensando en Indios, no se por qué hablaba con un indio de torso desnudo y plumas en la cabeza, una imagen muy del Billiken o del Anteojito. No seque hable no se si hablamos, con el indio digo, lo cierto es que amanecí después de nos breves instantes de sueño con la certeza de que alguna pluma se me iba a cruzar en el camino. Lo lindo de estas metáforas de la vida es que cuando las cosas deben ser son, aunque no considere estar preparada para ello o predispuesta. Y me maravilla esta vida hermosa. Me maravilla tu libertad de pensamiento y el haber hecho una toldería en tu ventana, en donde quedo el lápiz con el que hilvano mis ideas. No me importa, quedátelo, que sirva para cobijar tus ideas en la penumbra de las mantas. Hoy, esta mañana a las 12 del mediodía… el tiempo es irrelevante, me sumergí en una locura peligrosa, de esas de saber que se me puede escapar el tiempo a pasos agigantados charlando o amando, o simplemente en silencio de esos que te permiten escuchar cómo se arrastran las hojas secas con el viento por el patio, sentados en la mesa redonda que pintó Barreda en su te de las 5 y cuarto,… o las cinco en punto, lo mismo da. Así que sí, sí quiero que sea un sábado de noche larga y silencios, quiero que sea un viernes de vinos y bebidas extrañas que han viajado más que yo, quiero tiempo de ese que podemos hacer desaparecer como dos magos hilando gualichos con ese hilo rojo que era de Ariadna y vos me achamanaste ingratamente con tus prejuicios. Quiero desayunar más cereales destilados en botellas, quiero que me cuentes de lugares de historias, de hombrecitos que cuecen cosas raras en baterías poco ortodoxas. Esas cosas de la vida que cuando deben ser se dan bellamente. Yo pensando en los indios con la melena revuelta, caminando por Palermo y me encontré uno camino a la parada: Excursión a los indios ranqueles de Lucio V Mansilla. Fué como la gran perla del día. Eso que te leí anoche de la amistad que hablaba y estaba narrado desde lo más puro y lo menos mezquino, así es como quisiera poder escribir ahora, con una mano en el corazón, por el agradecimiento y lo inesperado de la satisfacción del encuentro, y otra mano puesta en el anhelo de volverte a ver, aunque si no volviera sería maravilloso igual, desde un lugar en donde no te necesito para nada en mi vida, y sin embargo anhelo la continuidad de algunas noches en el amparo de tus palabras o en la marea de pasiones en las cuales una batalla puede emular más que el mismo encuentro. Si. Totalmente me despertaste el indio. Un beso y hasta mas verte.

EY!

Todo el material que aquí se prensenta tiene copyright. Trabajos de terceros constan con su fuente y permiso del autor.

Newsletter

No te pierdas los últimos artículos y videos!