Tangueros

PEPA PALAZÓN... UNA ESPAÑOLA BIEN ARGENTINA

pepa en junando milongasTANGUEROS

PEPA PALAZON... UNA ESPAÑOLA BIEN ARGENTINA

Una Mujer Increíble que se jugo por Amor al Tango y atravesó un océano entero... Organizadora de Viva La Pepa! Milonga, durante 2 años organizadora de El Motivo, Co-Organizadora del Misterio Tango Festival 2012, Milonguera con todas las letras, Creadora de "Tengo una pregunta..." ... Si de atravesar limites se trata sin duda el sinónimo es Pepa Palazón...

 

- ¿Cómo llegaste al Tango?

Llegué como muchos...por casualidad. Me lesioné la rodilla derecha en la Final del Campeonato Europeo de Salsa. Durante la rehabilitación, no me dejaban hacer muchos esfuerzos con esa pierna pero necesitaba moverme o me iba a volver loca! Una amiga me llevó a una clase de tango con ella y a las pocas semanas fui a mi primera milonga y bailé con un chico durante horas. No podía separarme de él, ni él de mí.. es uno de esos abrazos en el tango que jamás olvidaré! Sólo caminábamos (y algún sandwichito que otro, que eso ya me lo había aprendido!) pero fue tal la cantidad y la intensidad de sensaciones que se desataron en mí que, desde esa noche, supe que eso era lo que quería. Obvio que, al poco tiempo, dejé la salsa por completo!

- ¿Quienes fueron tus Maestros?

Como sabés soy española, así que la variedad de maestros es muy limitada. Cuando vivía allá, aprendí con varios profesores pero los dos que más me marcaron fueron David Thompson, un chico de Estados Unidos que vivió un tiempo en Buenos Aires y que, sinceramente, creo que es uno de los mejores profesores que existen (aunque no sea conocido) y Luciana Valle, que iba a Madrid, de vez en cuando, a impartir seminarios. Cuando llegué a Buenos Aires pasé por muchos profesores más y de todos aprendí algo pero, sobre todo, fueron Gastón Torelli y Mariela Sametband que, en ese momento, daban clases en Tango Brujo, y Moira Castellano, con la que me gasté mis últimos ahorros en clases privadas y, si pudiera, seguiría tomándolas! Y sobre todo, Chicho. Cada vez que daba un seminario en Buenos Aires, ahí estaba yo, firme como rulo de estatua! (Se dice así ¿verdad? Siempre quise usar esa expresión! :D) Y de hecho, sigo tomando sus seminarios, incluso cuando estoy sin pareja, porque es de esos Maestros que sólo con escucharlos ya te aporta infinidad de cosas

 

- ¿Cómo fue la experiencia de Organizar El Motivo?

Nunca me planteé organizar una milonga. Iba a practicar algún que otro lunes al Motivo porque me resultaba muy económico. Entonces salía la entrada 10 pesos y, como no había prácticamente nadie, era como disponer de una sala de ensayo durante cuatro horas a un precio módico. Uno de esos lunes me plantearon unirme al Motivo para tratar de reflotarlo y, como soy una persona curiosa y a la que le gustan los retos, dije que sí sin pensármelo dos veces. Los que me conocen bien saben que me gusta mucho Villa Malcolm. Es de los lugares que más frecuento y en los que más cómoda me siento.. así que acepté y ahí arrancó todo. Sentía curiosidad por saber si era capaz de hacer algo así y después esa curiosidad se fue transformando en pasión y en ganas de aportar algo más personal.

Fueron dos años de muchísimo trabajo y de mucha energía y también de muchas satisfacciones. Fue una experiencia plena que me marcó en muchos sentidos. Pero, aunque yo asumiera la organización de la milonga, seguíamos siendo cinco socios y, lógicamente, el dinero se repartía entre los cinco. Así que, después de dos años, y en su máximo apogeo, sentí que era el momento de cerrar esa etapa e iniciar una nueva.

- ¿Cómo surgió Viva la Pepa Milonga?

Surgió, justamente, por lo que comentaba antes. Necesitaba abrir una nueva etapa en la que mi trabajo repercutiera de una forma más directa sobre mí y conseguir algunos cambios con respecto al Motivo que a mí me parecen fundamentales y en los que creo firmemente, como es el pago a los artistas, por ejemplo. Quería crear una estructura distinta que me permitiera hacerlo y es lo que hice. Y a su vez, necesitaba poder disponer de más tiempo para algunos proyectos que hago de forma gratuita y que, para mí, son imprescindibles en mi vida.

Elegí Villa Malcolm porque lo siento como mi lugar y tiene todos los permisos en regla. Y domingo porque, en ese momento, no había ninguna opción en el barrio de Palermo que sirviera como "previa" a la Viruta. El club me ofreció alquilar los martes por muchísima menos plata pero no me parecía ético abrir a tres cuadras de otra milonga. Y el resto de milongas que funcionaban ese día estaban en barrios alejados de Palermo y con un público muy distinto, así que sentí que esa era la decisión correcta. Y, por suerte, funcionó muy bien.

 

- ¿Quienes son tus referentes en el Tango?

Tendría más sentido hablar de referentes si fuera una bailarina profesional.. pero yo soy milonguera, y eso es lo que quiero ser. Hay muchos bailarines a los que admiro y respeto, muchos músicos también, organizadores, musicalizadores.. Me gusta la gente que aporta cosas, la gente que construye, que propone, que crea y que lo hace desde su propia identidad ¿Referentes? No podría decirte ninguno, sino más bien quiénes me gustan más y por qué (y son muchos) o con quiénes concuerdo más a la hora de entender el tango, y no sólo desde el punto de vista de la danza, sino también vital e intelectualmente... Y en este último punto, Chicho ocupa el primer lugar. Escucharle en "Tengo una pregunta para vos" fue, definitivamente, revelador en ese sentido además de que, como bailarín, me parece que está en otra dimensión. Para mí, el bailarín -el artista, en general- no sólo se define en la pista de baile, sino también fuera de ella..

- ¿Cómo fue que te viniste a Buenos Aires?

Me vine por el tango. Estaba en un momento personal en el que necesitaba romper con todo. En mi país soy periodista. Dirijo programas de televisión nacionales y durante muchos años mi vida consistía sólo en eso: en trabajar 36 horas diarias y pensar en ratings de audencia. Estaba bien. Había conseguido alcanzar el sueño que tenía desde muy chica y, una vez ahí, necesitaba algo más. Necesitaba vivir, simplemente. Mi idea era pasar uno o dos años bailando y luego regresar pero, en ese proceso, conocí a alguien y me quedé. No tenía plata ni trabajo ni la más mínima idea de qué iba a ser de mi vida. Pero, aún así, me quedé.

Son de esas locuras que una hace por amor y que no siempre salen bien pero que repetiría con los ojos cerrados, sin dudarlo.

- ¿Qué sentís cuando bailas Tango?

Si existe una buena conexión con la persona que bailo, si el tango que suena me gusta... vuelo!

Eso es lo que siento. Siento que todo se detiene y que no existe nada más. Que todo lo que buscaba está ahí, en ese abrazo y en ese momento. A veces es refugio y a veces paraíso.

- ¿Tango o Milonga?

¡Las dos! ¿por qué limitarse? ja!

- Una Orquesta

Osvaldo Pugliese. Aunque si estoy "juguetona" me encanta bailar Fresedo. Es una de las orquestas más olvidadas en la milongas actuales. Y es una pena.

- Un Cantor

Si tengo que elegir uno: Roberto Ray

- Un Sueño relacionado con el Tango

No suelo proyectar demasiado. Para mí, la creatividad se estimula en situaciones muy diversas y es cambiante según los contextos y las personas.. Proyectar con mucho tiempo, significa delimitar lo espontáneo así que suelo huir de eso y dejar que las cosas fluyan. Suelo definir un camino, una dirección, pero no una meta. Más que sueños tengo deseos, y lo que deseo es aportar algo... El cómo y el dónde, es algo que se irá viendo. Eso a nivel personal.

A nivel más general el sueño sería derribar todos los muros que aún existen en el tango, todas esas divisiones absurdas que se generan por "estilos" Hacerlo más cercano y accesible, apartar lo que tiene de "pose" y quedarse sólo con la esencia.

¿Qué significa para vos el Ciclo Tengo una pregunta?

Para mí es muy importante a muchos niveles por el nivel de implicación personal que me plantea. Eso sería muy largo de explicar acá. Pero, en esencia, creo que es un ciclo necesario. Te da la posibilidad de conocer más de cerca a los Maestros de una forma activa, de entender a la persona que hay detrás del bailarín, acercarse a su historia y a la historia del tango. Creo que si la gente escuchara, compartiera, hablara y, sobre todo, CONOCIERA más, el tango de hoy sería mucho más rico de lo que es.

 

EY!

Todo el material que aquí se prensenta tiene copyright. Trabajos de terceros constan con su fuente y permiso del autor.

Newsletter

No te pierdas los últimos artículos y videos!