Tangueros

SILVIA TOSCANO... LA CACHORRA... Cuando una Dakini baila Tango!

 

TANGUEROS

SILVIA TOSCANO... LA CACHORRA... Cuando una Dakini baila Tango!

Una Hermosa Mujer, una Bailarina Increíble... con una percepción, un profesionalismo y una sonrisa avasallante... como las Dakinis...
...... Ella llegó a mi vida y con ella muchas sonrisas, histrionismo y dulzura... baila hasta cuando pareciera que no baila... las  Dakini son bailarinas del espacio y así la veo a ella...

 

¿Cómo llegaste al Tango?

 

En el año ´81 comencé a bailar profesionalmente con el Folklore. En ese entonces había  programas musicales, teatros, casas de shows, donde se trabajaba mucho. En el año´83 acompañé a quien era en ese entonces mi pareja, a un ensayo de Grandes Valores del Tango, que se transmitía desde Castello Vecchio, una casa de espectáculos ubicada  en el barrio de la  Boca.  Era lunes, los miércoles iba el programa en vivo. Llegamos y José Luis Cabrera, me dice: “ se enfermó una de las chicas, no te animás a reemplazarla?”  y pasé de usar mis tacos cuadrados de 4cm a unos de más de 10cm!!!! Como Yo no tenía calzado usé los zapatos de Graciela Cabrera. Debuté bailando El Esquinazo. Todo lo hice por copia. El 2° programa, a la semana siguiente, era super importante porque GVT cambiaba la escenografía y pasaba a transmitirse desde el canal. Hacíamos Canaro en París... Madre Santa, que manera de sufrir... cuando me pasaban la coreo me decían: acá pasás y hacés gancho... giro!! ocho atrás y voleo... y para mí era chino básico. Dejé a todos super nerviosos y en cuanto comenzó la música bailé como si siempre lo hubiera hecho y Carlitos Quiroga me gritaba la coreo desde la otra punta y Yo lo miraba como diciendo “pará un poco...” jajajaajaja!

De ahí en más ensayaba con mi pareja y mientras ensayábamos Tango, trabajábamos haciendo Malambo de bombo y boleadoras.

Mi primer viaje fué en el año ´86 con la Orquesta de Armando Caló. Coreografía de Daniel Lapadula. Experiencia más que traumática: quedamos varados, sin pasajes y con un representante que se había esfumado. Vivimos en Houston y Miami casi un año.

En el ´87 regresé a Bs As, me separé de mi compañero en la vida y el trabajo.

Una noche me invitaron a ver el show de Beba Bidart, en Taconeando y ahí conocí a Roberto Reis, que no perdió mucho tiempo en proponerme probar para ser pareja... ese mismo día me encaró! En el ´88 trabajábamos en Michelangelo, junto a varias parejas. Un día nos dicen que el show se cambia porque Virulazo y Elvira serían la única pareja de la noche. Fué una sorpresa para Roberto y para mí, saber que Virulazo estaba viendo el show y dijo que quería que nosotros nos quedemos en la casa.  Con Roberto bailamos juntos hasta fines del ´91. Si tengo que referirme a mi gran amor en el Tango, lo nombro a El, obvio desde el lado profesional.

En el ´92 viajé a San Pablo con El Sexteto Mayor y ahí conocí a Junior por amigos en común. El bailaba salsa y lambada. Me gustó su baile y le propuse venir acá para probar con el Tango. Vino, lo encerré en una sala de ensayo,luego lo llevé a las clases de Todaro, Copes, Rivarola... ensayamos a morir. No me importó comenzar de cero. Trabajamos hasta fines del ´98.

De ahí en más ya no tengo compañero fijo.

Desde el año 1981 hasta ahora sólo viví del baile. Jamás hice otra cosa. La vida es muy generosa conmigo, el Tango me permite vivir de lo que amo.

¿Quiénes fueron tus Maestros?

Por la década del ´80 no había Maestros por doquier. Aprendíamos de mirar y copiar, mirar y copiar, mirar y copiar...

Recuerdo que la primera vez que tomé una clase (literalmente 1)  fué en Cochabamba (pero no recuerdo si en el Cocha de hoy...) en el año 81, 82... el profesor se llamaba Rodriguez y te regalaba una lapicera el primer día que ibas (???), un souvenir con la data de El, escrita a lo largo de la misma. Luego mi primer Maestro de escenario fué Juan Carlos Copes con quien trabajé por años en distintos proyectos. En el ´88 aparece Todaro que fué toda una revelación. Con Antonio fuí a tomar clases con Roberto Reis y luego con Junior. A principios de los ´90 Pepito Avellaneda fué mi Maestro de milonga.En la actualidad tomo clases con parejas que a mi criterio, bailan muy bien.  A todos ellos y a mis Maestros de antaño, les digo: “Perdón por no hacer honor a tanta información dada con cariño y talento”.

¿Quiénes son tus referentes?

 

Todo aquel que me emocione. No me caso con nadie. No soy fanática de nadie, sí respetuosa.  Alguien me puede dar vuelta la cabeza hoy, pero no por eso hago vista ciega hacia los otros. Los Tangueros se encasillan con algo y le dan para adelante como caballo de panadero. Parece que si salen del camino algún maleficio caerá sobre ellos.Si alguien me movilizó  hoy, quizás mañana no, o sí, pero si es sí, no es porque idealicé a esa pareja o persona, es porque algo en mí apareció al verlo/a bailar: una sonrisa, nudo en la garganta, felicidad, se me eriza la piel, etc...

Veo al ambiente tanguero como una gran Iglesia donde sobran los Dioses y  las Diosas y faltan las Vírgenes y los Santos...

 

¿Qué significó “Tango Argentino” para vos?

El espectáculo Tango Argentino fué y es para mí, el Espectáculo de Tango por excelencia.

Viviendo en Miami en el año ´86, Tango Argentino llega a la ciudad, recién salidos de Broadway, con todo el glamour encima y todo el éxito acumulado. Me invitó a ver la primer función, Nelso Avila.

No me hipnotizó el hecho de que eran exitosos, me hipnotizó la Artística desplegada en ese escenario. Si  bien ya conocía a cada uno  de ellos, viéndolos en los shows de la noche, en tv o  en los cabarets (antes se trabajaba mucho en cabarets) la sensación fué diferente porque la estética de Segovia y Orezzoli era impecable, para los bailarines, los cantantes y músicos.

Tango Argentino fué un click en mi cabeza y no quise seguir bailando como bailaba.Yo quería eso... al otro día fuí a verlos nuevamente.

Con el tiempo fuí dirigida por algunos de los bailarinesy también compartí ,con la mayoría, el escenario en distintos espectáculos.

En el ´87 regresaron a Bs As. Llegaban a San Telmo vestidos con una elegancia nunca vista en esos tiempos. Beba Bidart tenía un pequeño restaurant enfrente de Taconeando, Chiqué, y ahí nos juntábamos para hablar con Ellos cuando estaban de recorrida tanguera.

Con Roberto Reis teníamos un sueño: llegar a Tango Argentino. Estábamos viajando en un colectivo, sentados en el último asiento y recuerdo perfectamente que pasábamos por El Congreso cuando dijimos que íbamos a trabajar para poder entrar. (seguramente El no recuerde ésto, Yo lo tengo presente como si fuera hoy)

El tiempo pasó y Tango Argentino se realiza nuevamente en New York en el año 2000. Ni Roberto ni Yo fuimos convocados. Nuestros ex compañeros sí.

En el 2011 me entero que Tango Argentino se va a realizar en la 9 de Julio. Una tarde me llama Gabriel Bordón y me dice algo así cómo :” estás libre  para el 19 de Febrero?” Yo: “No estoy, el 18 viajo a Roma”... El: “uh... bue...era para trabajar en Tango Argentino” Yo: “Cambio el pasaje!”. Y lo cambié porque igualmente llegaba para la fecha estimada de trabajo, sino, como muchas otras veces, hubiera dicho que no con mucha tristeza, porque la palabra en el trabajo y en la vida, es la palabra...

Disfruté mucho del ensayo general... Fué emocionante para todos. Nos aplaudíamos, nos emocionábamos, nos abrazábamos...

El día de la función no bailé mi solo como me hubiera gustado,  porque quería estar a la altura de las circunstancias y las emociones me desbordaban.

Me había puesto la ropa que Yo tanto halagué !!  Bailé los cuadros que tanto miré!!El solo que me dieron siempre me gustó!! Una de las bailarinas integrantes del elenco original de Tango Argentino me dijo:” Yo ví muchas versiones de El Entrerriano y ésta (sacando a la de los Dinzel) es la que más me gustó!”

Sueño cumplido...

Hay una estampilla con tu figura en Japón ¿Cómo sucedió eso?

Fué una muy grata sorpresa. Estábamos en un teatro  esperando para comenzar un espectáculo que dirigí junto a Junior y nos llamaron para decirnos que querían hacer una estampilla con nuestra imagen en el contexto: 100 años de amistad entre Japón y Argentina. Me gustó la idea y pensé que había sido casual la elección, pero me llevé la sorpresa de que venían por nosotros... ya nos habían estado siguiendo y sobre todo a mí que ya había estado mucho antes con Roberto Reis. La imagen fué tomada mientras transcurría el show. Para mí, una gran alegría, ya que como digo siempre: “si existen otras vidas, Yo fuí Japonesa”... en las tierras Niponas me siento como en mi casa, pero va más allá de lo popular de la frase... realmente es así.

¿Qué es lo que no puede faltar al momento de bailar?

Ganas. Si te faltan ganas, no bailes. Aprendí  que las ganas de bailar fueron más fuertes que todas las situaciones tristes que a veces me rodearon. Mis ganas me salvan siempre y a veces tengo ganas pero no espacios para plasmarlas... eso me entristece... y mucho.

¿Cómo definirías el Abrazo Perfecto?

No sé cómo definirlo...si sé cómo sentirlo. Me gusta que me abracen porque Yo cuando abrazo, abrazo!  Me gusta el abrazo simple, el que no me toma lección cuando comienza la música.

¿Qué diferencias ves entre las milongas de antes y las de ahora?

No soy ni fui muy milonguera. Me encanta ir a milonguear! Pero tengo etapas... o salgo de lunes a lunes o me quedo en casa.  No considero que me guste más o menos el tango si no aparezco siempre.

Veo una diferencia muy clara: antes se iba a bailar y hoy a hacer sociales. Al menos esa es mi visión. No digo que sea en un 100%.

¿Qué diferencias hay en bailar en un escenario y haciendo una exhibición en una milonga?

Ufff... mucha! El escenario es mi tierra, mi vida... lo escribo y en este momento se me anuda la garganta.

En un escenario podés plasmar el 100% de tu parte Artística. Siento una adrenalina que no puedo explicar. Cuando estoy esperando para salir, pienso “por qué  no habré sido verdulera (con respeto a las verduleras), quién me manda...” pero te aseguro que entro al escenario y me olvido  que existe un mundo... ahí estoy Yo, con mi compañero y si ese compañero tiene mala cara o desgano, o un mal día, me importa muy poco!!! Yo lo busco, lo festejo, lo abrazo, canto, sí, a veces canto cuando bailo... y casi siempre “les gano”...  porque como dije antes, bailo con ganas!

Me gusta seducir en el escenario o en la pista. A mi compañero y a quien me está mirando.

Las exhibiciones me gustan, pero me gustan para disfrutarlas y la gente que ahora va a ver una exhibición quiere ver lo que está de moda... y si la pareja que está bailando no está de moda, no lo disfrutan... Yo lo presiento. Porque no pasa en estos tiempos por si bailás bien o mal, sino por la simpatía que te tienen. Obvio que no digo que sea el 100% de los casos.

A veces veo que aplauden con énfasis cada cosa!!! y realmente me hace mal. Es ahí donde pienso que  a veces prefiero (sin referirme a mí, sino a la situación en sí) el aplauso ignorante de quien paga una entrada de teatro y no el aplauso en una exhibición donde se supone que concurre gente idónea.

Cuando das clases ¿qué es lo esencial para vos?

Que la gente que participa en ellas no venga encasillada en sus pensamientos. Si doy clases sola, no enseño pasos. Trato de que cada uno se conecte con sí mismo para después conectar con el otro... la vida misma... y de ahí puedo arrancar hacia donde la clase me lleve, porque a veces preparás algo y la gente te hace dar un viaje increíble y esa interacción me encanta!! Cuando digo conectar no es desde una explicación Borgeana, hablo en mis clases desde lo simple, lo cotidiano. Trato de guiar y que cada uno decida su rumbo. No soy absoluta. Cuando Yo comencé todo era absoluto y rígido y no quiero transmitir lo mismo. En los últimos años este concepto cambió  y es muy bienvenido, al menos para mí.

¿Cómo llegó la fotografia?

Aclaro, no saco fotos profesionalmente.

La fotografía me gustó desde muy chica. Siempre manejé mi vida basada en imágenes: mis looks, mi vestuario en la vida y en el trabajo, mis coreos, mis fotos personales, la decoración de mi casa, todo está basado en cómo se ve de afuera. A veces está  pensado pero generalmente fluye y me salen cosas sin proponérmelas.

Me gusta mucho ver fotos. Llego a emocionarme si una imagen me impacta.

¿Cómo surgió F+T?

Justamente, siguiendo el relato anterior... cuando ingresé a facebook también busqué enviar o aceptar amistad a fotógrafos. Nicolás Foong fué el que más me emocionaba con su mirada. Por otro lado, la gente comenzó a conocer mi otra cara, que era y es más descontracturada de lo que se supone y al ver mis fotos me llovían los elogios. Y la frase que se repetía era: “quiero hacerme fotos como las tuyas!!” Pasado el tiempo, los caminos de la vida me unieron sentimentalmente con Foong y fué ahí donde Yo le propuse f+t FOONG | TOSCANO PhotoStudio, fusionando su mirada, con el asesoramiento de imagen  y producción de mi parte. También ésto hace que pueda canalizar lo escénico en cada sesión.

¿Tango, Milonga o Vals?

Tango  y vals para la pista.

Tango y milonga para el escenario .

Una Orquesta

Cada una tiene lo suyo... no soy de los que piensan que para ser más tanguera te tiene que gustar bailar sólo algunas tandas. No digo que me apasionan todas, pero las disfruto.

Un Cantor

Actual:Guillermo Fernandez

De antes: El Polaco Goyeneche

Un Bailarín o Pareja de Baile

En pista: Mariano Chicho Frúmboli y Juana Sepúlveda. Los descubro cada vez y eso es interesante.

En escenario: Guillermina Quiroga, sin dudas.

Un Tango

Ensueños

Un Sueño relacionado con el Tango

Que la gente Tanguera no sea más Tanguera que el Tango. Que lo amen, pero que no lo asfixien.

(Fotografía: Nico Foong // FOONG | TOSCANO PhotoStudio)

 

EY!

Todo el material que aquí se prensenta tiene copyright. Trabajos de terceros constan con su fuente y permiso del autor.

Newsletter

No te pierdas los últimos artículos y videos!