Tangueros

MARINA GAMBIER... El Hechizo del Tango... entre la Santidad y la Maldición

 

TANGUEROS

MARINA GAMBIER... El Hechizo del Tango... entre la Santidad y la Maldición

Periodista, Milonguera, Curiosa... ella lleva adelante el blog Maldito Tango en La Nación y la página web San Tango... con artículos más que interesantes ella nos cuenta su forma de ver el Tango y también nos informa de muchas cosas... Entrevistando a la Periodista...

 

 

¿Cómo llegaste al Tango?

De casualidad, un día de enero de 2002, post cacerolazo. Habíamos ido con una amiga a tomar algo a un bar que ya no está, Un Gallo para Esculapio, y me acuerdo que hablando pavadas (pero sobrias) nos volvimos caminando sin rumbo por Palermo, y sin querer pasamos por la calle Armenia, por la puerta de La Viruta. Hacía calor, y era demasiado temprano para ir a dormir. Vimos una puerta abierta, una escalera….tango… ¿eh? Mi amiga enloqueció enseguida y empezó a tomar clases, todos los días. Yo me dediqué a mirar, de lejos. Me sentía un tronco con pollera y zapatos, pese a que había bailado folclore muchos años. Miré y miré y un día, todavía un poco torpe, me animé, y me abrazaron…

¿Quienes fueron tus Maestros?

El primero que me enseñó el ochito y a juntar las piernas como una “señorita” fue Jesús Albornoz, que dominaba el arte de bailar chiquito. Practicábamos en un radio de 50 cm, alrededor de una baldosa en su patio del Abasto. Además me enseñaba los códigos de la milonga. Diría que, antes de hacer un giro, ya sabía cómo comportarme, cosa que me costó (me cuesta) bastante asimilar. Después tomé clases privadas durante casi un año con José Garófalo, un tipazo cuyo mérito mayor es saber despabilarte la intuición. Sin explicar demasiado, sin teorías ni chácharas, él te hacía bailar. Luego, un año con Roberto Canelo, un gran pedagogo. También tomé varias clases con Mario de Camillis, gran persona y bailarín. Pero el que me terminó de armar fue Pancho Martínez Pey. Su estilo y su manera de enseñar son un viaje de ida, aunque no sé si debo decirlo en voz alta porque no soy el mejor resultado. Soy una persona que se distrae fácil... y sin dudas Elina Roldán, que además de ser una Amiga, tomo clases con ella hace 7 años.

¿Quiénes son tus referentes en el Tango?

Todos los músicos y bailarines que tuvieron y tienen el coraje de dejar un laburo estable y seguro para perseguir un deseo que no saben a dónde los llevará: el tango

¿Qué sentís cuando bailas Tango?

Depende con quién. A veces nada, a veces…demasiado. Por eso bailo poco en las milongas!

Si tuvieras que definir el Abrazo Perfecto ¿Cómo sería?

Pancho Martínez Pey. Te envuelve, te abriga, te conforta y te transporta.

¿Cómo surgió Maldito Tango y SanTango?

Maldito Tango era un blog que debía existir, aunque al principio no le dieron mucha bola, porque cuando iba al trabajo con los zapatitos en la bolsa me miraban raro. ¿¿¿¿Bailás tango???? No entendían nada hasta que de a poco la milonga empezó a tener un espacio en el papel del diario. Pero quería que tuviera un lugar permanente y lo más digno posible, aunque fuera en el mundo virtual. SanTango nació como un libro, que cuando empecé a hacerlo resultó demasiado complicado de ejecutar. La idea resucitó hace poco más de un año, con otra forma, e inspirada en mi amiga Pilar Bustelo, que hace 20 años tuvo la dicha de retratar a los grandes maestros que quedaban vivos y hacer una muestra fabulosa que recorrió el mundo. SanTango todavía está en etapa de cocción, pero quiere documentar la vida de esos bailarines que decodificaron la danza de los viejos ayudando a que, de alguna manera, hoy bailemos todos

¿Tango o Milonga?

Tango!

Una Orquesta

Caló, Fresedo, Di Sarli

Un Tango

Vida mía, Jamás Retornarás, Pampero

Un Cantor

Raúl Berón, era un exquisito; mujeres Olga Delgrossi y Mercedes Simone

Un Bailarín o Pareja de Baile

Milena Plebs, en la pista. Su baile es limpio, lejos de los estereotipos y las modas. Johana Copes, también en la pista. Tiene una pisada poderosa. Me gustaba mucho la elegancia de Andrea Missé, y de las parejas nuevas, Martín Luna y Ayelén Maldonado, románticos de verdad.

Un Sueño relacionado con el Tango

Me veo a mi misma dentro de unos años… ¡bailando bien!

Marina Gambier junto a Adriana Pérez Frossaco y Carlos Pérez
LINK A LOS ESCRITOS DE MARINA EN LA WEB

EY!

Todo el material que aquí se prensenta tiene copyright. Trabajos de terceros constan con su fuente y permiso del autor.

Newsletter

No te pierdas los últimos artículos y videos!