Tangueros

VERONICA RUE... Cuando el Tango es una Fiesta con piel de caoba

 

TANGUEROS

VERONICA RUE... Cuando el Tango es una Fiesta con piel de caoba

Milonguera, Bailarina, Docente de Tango, Organizadora... Verónica es Luminosa, Sencilla y Pasional

¿Cómo llegaste al Tango?

Había llegado a un trato con mis viejos. Ellos me bancarían solo el primer año del CBC para Diseño Gráfico. El año siguiente haría ambas cosas: estudiar y trabajar.

Pasó el plazo del año. En el 2001 con la devacle económica no conseguía laburo y los materiales para la carrera habían subido al triple (hojas, lápices, marcadores, carpetas, bajadas láser, todo). Me vi obligada a cursar solo 2 materias teóricas con apuntes que había comprado de años anteriores. Y tenía MUCHO tiempo libre. En aquel entonces la municipalidad de Avellaneda había abierto La Casa de La Juventud y dictaban talleres gratuitos que los profesores daban ad honorem.

No quedaban vacantes para otra cosa que no sea tango danza. Así que me anoté en ese taller.

El profesor me dijo: en un mes bailás. No lo ví más, pero me gustaría contarle que todavía sigo aprendiendo...

¿Quiénes fueron tus Maestros?

Mis maestros formales figuran en mi curriculum, a los cuales les pagué las clases y me llevé muchísimos conocimientos. Pero los verdaderos no figuran allí, están un poquito más cerca mio.

Son aquellos que me hicieron bailar, bailar, bailar y me exigieron al máximo, son amigos de baile, vida y pista: Gustavo Romero que me decía: soltá la pierna, poné el brazo flojo, más alto, levantá la cabeza. Alejandro Segovia que me decía: lo importante es la actitud, tenés que salir y comerte el publico, tranquila con tu cuerpo. Alejandro Araoz que me tenía 2 horas (literalmente) yendo y viniendo sola de un lado al otro del salón con: boleo adelante, boleo atrás, gancho, enrosque. Oscar Montenegro que me da una palmadita en la espalda cuando no conecto con él en el abrazo. Adolfo Herrera que me decía: cuando bailás tango te tiene que doler todo. David Violet que pase lo que pase el ensaya 5 horas todos los días y siempre tiene energía!.

Estos amigos son los que me ayudaron a formarme, los que me amoldaron a su baile, los que me arrastran a la milonga, los que me pasan videos, salen con propuestas, me prestan la oreja, corren si necesito ayuda en las clases, me dicen ¡si! cuando quiero tomar una clase o si hay algo que no me sale están ahí con su ojo crítico.

¿Quiénes son tus referentes en el Tango?

En el 2004 estaba hasta el cogote con la facultad, y extrañanaba bailar. Los sábados a la noche eran días de estudio hasta tarde y los recreos eran videos de Geraldine Rojas. Podía pasar horas mirando sus adornos y analizandolos.

Actualmente me gusta mucho como baila Gabriel Angió y Natalia Games. Siempre me gustó Claudio González y Melina Bruffman. Adoro a Fernando Galera y Vilma Vega. Tengo lindos recuerdos de Alejandra Arrué. Me encanta la calidez de Claude Murga y de Verónica Salmerón. Ay! son un montón!.

¿Cómo surgió Fiesta Tanguera?

Fiesta Tanguera... hasta el nombre me causa gracia.

Estábamos trabajando en una milonga en el Club Independencia, los días viernes. Lucía Seva se encargaba del bar, Andrea Lambertucci y Omar Bustos se encargaban de las mesas y yo cobraba la entrada.

La milonga comenzó a funcionar mal y de una semana a la otra nos quedamos sin trabajo los 4. Lucía Seva continuaba con Flor de Milonga los días martes en el mismo lugar y emprendedora y laburadora como es ella nos arrastró en esa locura.

Recuerdo los mensajes del chat entre Andrea Lambertucci, Lucia y yo:

- ¿Qué hacemos? Y si organizamos nosotras?, te prendes?

- Mmmm, no se.

- Dale, gente va a a venir.

- Bueno, si. Hagamos una Fiesta. Tiremos el Club por la ventana. Hagamos una Fiesta Tanguera! y que sea lo que dios quiera. Que reviente todo. Así nació: Pintó La joda.

Nos dividimos el trabajo para reducir costos: Lucía se encargaba de la barra y la mercadería, Andrea de la atención en las mesas y yo de la música ya que tenía la lista de música armada de una práctica que organizaba en San Telmo con Ale Segovia en el 2010. En la entrada pusimos al santo de mi novio Anibal que me hace el aguante en todo.

Organizar una milonga es muy distinto a una práctica. Había detalles de los cuales yo no estaba al tanto y Lucía me capacitaba en eso. La reserva de mesas. Donde vas a sentar a las mujeres me preguntaba Lucia y yo no tenía ni la más pálida idea!, como se acomoda a la gente, las cortinas, los músicos, las exhibiciones. Un montón!

En la primera vino bastante gente. Estuvimos relajadas. Lo importante era llegar a pagarle el sueldo a Omar, el taxi de vuelta, el alquiler y a los músicos.

Como DJ inexperto recibí una listita de orquestas a pasar, sugerencias de la gente amiga. Pero la vedette de la noche siempre se la llevaron las cortinas. Momento en el cual Andrea Lambertucci y yo salíamos a demostrar que entre tanda y tanda el trencito o el paso de la macarena en el medio de la pista quedaba super! Se prendía la bola espejada del techo y la gente salía a bailar con nosotras. Terminaba el tema, se apagaba la bola espejada y volvía el tango. Volvía el abrazo. Recuerdo una noche que llevé papel picado, Lucía casi me mata. Lo teníamos en los bolsillos y durante las cortinas tirábamos. Eso no lo hicimos más. Mucho laburo limpiarlo...

La FIESTA TANGUERA regularmente duró un mes. 4 viernes. Pero el último viernes se llenó de gente. No había lugar para sentarse, ni para pararse, ni para NADA. Se nos acabó la cerveza. Fue increíble, y nosotras habíamos decidido no seguir...

Esa noche el público se puso a cantar un tema de Sergio Denis, "Te quiero tanto", levantaba la mano como si estuviera en una cancha. Esa canción es como nuestro himno.

Al siguiente viernes, nos extrañamos. A las dos semanas, decidimos hacerlo mensual.

Así es que una vez al mes, aparece FIESTA TANGUERA por algún lado. No tenemos día fijo. Le avisamos a la gente por mail, facebook, lo publico en mi blog, les mandamos sms, los invitamos en las milongas. El trabajo de convocatoria es terriblemente exhaustivo y personal.

En la penúltima dieron la clase Analia Centurión y Gabriel Missé, en esta última Pablo Villarraza y Carolina Lafata. Tratamos de llevar profesores que nos gusten y sean linda gente.

Ahora nos mudamos a La Boca, Ave tango. Porque el lugar es excelente, Gachi Fernández tiene muy buena onda. A la gente del sur le queda cómodo y Flor de Milonga se viene con nosotros. O al revés.

¿Cómo es el público de Fiesta Tanguera?

El público es increíblemente variado. Están mis alumnos que me siguen a todos lados. Está el público de Flor de milonga que no falta ningún martes, y se suman a Fiesta Tanguera. Están los alumnos de Lucía y Gerry, está la gente milonguera que les gusta bailar en el sur y se cruza el puente de vez en cuando, está la gente del centro que les gusta la buena onda que hay, los amigos de la milonga, los amigos de las clases, los amigos del FB, los amigos del IUNA lo amigos de la Universidad del tango, los alumnos de profesores amigos, profesores amigos y la gente que anda medio perdida por ahí, cae en Fiesta Tanguera y es absorvida por ese espíritu.

¿Qué sentís cuando bailas?

En ese momento no soy conciente de lo que me sucede. Pero me han dicho que me late el corazón muy fuerte.

¿Cómo es para vos la milonga ideal?

La milonga ideal es aquella que sentís que aunque sea la primera vez que vayas y que no conoces al organizador ni a nadie, sentís que te estaban esperando. Aquella donde llegas y te saludan como si te conocieran de siempre. Fiesta Tanguera es así. Porque es tal cual imagino el mundo. Todos se abrazan entre todos y terminan la noche haciendo una ronda. Porque desde el que está en la entrada hasta el DJ baila. Porque el personal se divierte, y si el personal que es el anfitrión lo hace, el público tambien.

Cuando das una clase... ¿Qué es lo fundamental?

Que pierdan el miedo al ser abrazados.

¿Tango o Milonga?

Vals!

Una Orquesta

Fresedo.

Un Cantor

Alberto Marino.

Un Bailarin o Pareja de Baile

Un bailarín: aquel que me hace sentir segura en cada movimiento, que confía en mi baile y yo confío en el suyo (no voy a dar nombres, je).

Es muy difícil nombrar solo una pareja. Hay muchas, muy buenas. Me gustan aquellas que acarician el suelo, se paran de manera elegante e interpretan cada detalle musical sea en el aire o en el suelo.

Un Sueño relacionado con el Tango

Puf! un monton! Seguir proyectandome como bailarina. Que la gente baile mas y se abrace mas. Que los taxistas sigan divulgando tango. Que mi papá, quien me hacia escuchar tango cuando era chiquita y me nombraba las orquestas, no pierda la memoria nunca. Que mi mamá, que ya baila tango, se vuelva ahora milonguera. Que mis amigos que no saben bailar y no se animan, se animen algún día. Que encuentre al compañero de tango perfecto porque al de la vida ya lo encontré.

Pero ya tengo un sueño cumplido: que los alumnos que conseché con Osky, Gusty y Ale amen al tango. Me pone muy feliz cruzarmelos en la milonga o que ellos mismos me manden mail preguntandome: Donde milongueamos? Ahora los que me arrastran a la milonga son ellos!

EY!

Todo el material que aquí se prensenta tiene copyright. Trabajos de terceros constan con su fuente y permiso del autor.

Newsletter

No te pierdas los últimos artículos y videos!