Las máquinas tragamonedas y el tango

Las máquinas tragamonedas se crearon a finales del siglo diecinueve en los Estados Unidos; su inventor, Charles Fey comenzó a realizarlas con un mecanismo automático diseñado por él. En esa misma época, y en el otro extremo del continente americano, más específicamente en la región del Río de la Plata, en América del Sur, los inmigrantes bailaban y cantaban lo que hoy se conoce como tango.

De origen rioplatense (Argentina y Uruguay) el tango es un género musical bailable que tuvo influencias de varias partes del mundo. Inmigrantes italianos, caribeños y africanos, se juntaban en los conventillos de las ciudades portuarias a tocar música y bailar. El tango surge de una mezcla de ritmos y su baile, evoca la sensualidad, la cercanía y el abrazo.

El baile y el juego

El tango se asocia al juego entre dos personas que se juntan para disfrutar un momento especial. El baile se asocia a la diversión, la adrenalina y a pasarla bien; por ello, el baile y el juego tienen mucho en común. Es frecuente encontrar en sitios como Spin Palace casino online máquinas tragamonedas con temáticas de baile, series de televisión o películas en donde la danza es la principal protagonista.

El jugador se entrega a la máquina tragamonedas, al igual que a la pareja de baile y al compás de sus sonidos espera el resultado que ella le ofrezca; obviamente está esperando que le responda con el gran premio, si no es así, seguirá intentando hasta conseguir su objetivo. Jugar es como una fiesta en donde cada quién baila lo mejor que puede, y mientras más baile, mejor le irá.

El tango se destaca entre otros bailes por la agilidad de sus pasos, la concentración es total, cada movimiento debe hacerse rápido, pero de forma eficaz. Se genera una relación de intimidad entre la pareja de bailarines, lo mismo ocurre entre el jugador y las máquinas tragamonedas.